Compartir

Antoine Griezmann, jugador del Atlético de Madrid, fue el gran protagonista del partido disputado el miércoles frente al Brujas en el Metropolitano. El delantero galo hizo dos goles y el segundo, a pase de Diego Costa, se convirtió en el número 8.000 en la historia de la Champions League.
El futbolista colchonero se mostró feliz por marcar un gol con tanto significado, como reconoció en la web del club.
“Estoy muy contento y muy feliz por entrar en la historia de la Champions. Contento por mis compañeros, porque hemos empezado muy bien la competición y ahora, a seguir”, señaló el francés, que quiso compartirlo con sus compañeros: “Puedo ayudar al equipo haciendo goles o dando asistencias al equipo, que es lo más importante para mí, y al final sin los compañeros no puedes meter gol, y ayer gracias a Dios pude marcar dos goles y dar una asistencia”.



Source link