Compartir

Borussia Dortmund y AS Mónaco dilucidaron el otro de los partidos del Grupo A en el que también están el Atlético de Madrid y el Club Brugge. Un partido en el que sobrevoló lo emocional del atentado sufrido por el equipo alemán en abril de 2017, en la previa del partido de los cuartos de la Champions de aquel curso.
Superado el asunto con algún gesto simbólico en el choque de este miércoles 3 de octubre de 2018, ambos equipos se enzarzaron en un partido que para los monegascos era vital si querían sentirse vivos en la Champions. El Mónaco quiso pero no pudo, este equipo monegasco está lejos del que hace dos campañas enamoró a Europa y llegó a las semis. El Dortmund fue de menos a más para reivindicar su condición de favorito en el Grupo A, junto al Atlético.
El primer acercamiento interesante fue monegasco, con un disparo de Henrichs a la media vuelta que se fue alto. Corría el minuto 10 de juego. Tielemans lo intentó poco después, también sin fortuna, a las manos de Burki. El Mónaco dominaba de lejos en el primer tramo de partido y de nuevo el belga lo intentó de lejos y el meta alemán tuvo que volar a la escuadra para evitar el gol a los 20 minutos.
Hasta la media hora de partido no hubo noticias ofensivas del equipo local, que estuvo a punto de marcar en un disparo medido de Alcácer desde fuera del área, a contrapié de Benaglio. El balón salió pegado al palo. Despertó el Dortmund, que pudo adelantarse poco antes del descanso, con un disparo de Piszczek a la media vuelta al que el meta monegasco tuvo que responder de nuevo dando lo mejor de sí. Tanto tuvo que estirarse que se lesionó en esa acción y tuvo que ser sustituido.
El equipo alemán había despertado y se adelantaba nada más comenzar la segunda parte. Un pase filtrado entre cuatro rivales por parte de Sancho, dejaba solo al recién ingresado Brunn Larsen que batía a Subasic. Reus rozaba el segundo en una acción posterior y acaba provocando un penalti a manos de Glick en un momento del partido en el que el Mónaco había desaparecido. Paco Alcácer la pegaba al larguero en lo que podía haber sido el 2-0.
El valenciano se resarcía tres minutos después. Reus, que le había dejado lanzar el penalti, le encontraba con un pase entre lineas, el español recortaba a Subasic y marcaba con la izquierda. El propio Reus, que cuajó un partido enorme, colocaba el 3-0 en el tiempo añadido, tras un jugador de Brunn Larsen.
Ficha Técnica

plus500

BORUSSIA DORTMUND 3-0 AS MÓNACO
Borussia: Burki; Piszczek, Akanji, Zagadou, Diallo; Witsel, Delaney (Weigl, 65’); Wolf (Larsen, 45’), Reus, Sancho (Phillip, 83’), Alcácer.
AS Mónaco: Benaglio (Subasic, 44’); Raggi, Glik, Jemerson; Sidibe, Golovin (Chadli, 76’), Aholou, Tielemans, Henrichs; Falcao, Sylla (Grandsir, 69’).
Goles: 1-0, Brunn Larsen (Min.51); 2-0, Paco Alcácer (Min.72); 3-0, Reus (Min.91)
Árbitro: Aleksei Kulbakov (Bielorusia)
Incidencias:



Source link