Compartir

Los prolegómenos del partido que se disputó en el Wanda Metropolitano entre el Atlético de Madrid y el Arsenal estuvieron a la altura de las circunstancias. Los más de 3.500 ingleses pasaron el día sin incidentes destacados en la capital de España, disfrutando de la bebida, la comida y la ciudad.
En los prolegómenos del encuentro, se les veía entremezclados con la hinchada colchonera sin ningún tipo de problema. En la entrada, lo mismo. Muchos optaron por acudir en grupos reducidos y otro, unos 1.500 escoltados por la policía. Los controles, muy estrictos, varios anillos de seguridad. En cualquier caso, sin problemas y buen ambiente.




Source link