Compartir



El Atlético de Madrid ya sabe que Diego Pablo Simeone ha impuesto la llegada de un exjugador del club colchonero para poder suceder a Diego Godín, quien casi con total seguridad pondrá rumbo al Inter de Milán, club que pagaría casi 60 millones de euros por el veterano central uruguayo. La intención del Atlético es apalabrar su llegada para poder hacer realidad el regreso de un defensor que no consiguió hacer carrera en el Calderón.
Simeone / Agencias

plus500

Toby Alderweireld sería el jugador que habría decidido abandonar el Tottenham Hotspur para poner rumbo al Atlético de Madrid. Mauricio Pochettino ha asegurado que no quiere seguir contando con el defensor la próxima temporada, después de ver como se ha quedado sin sitio tras la explosión de Davinson Sánchez. El jugador habría optado por dar ese paso pese a tener ofertas interesantes de Italia, aunque el Atlético partiría con ventaja para el defensor.



Source link