Compartir

Griezmann le dice algo al oído a Gameiro. Ángel RiveroMARCA8Comentar[1]

plus500

El cambio político más importante que se ha dado en Europa es la llamada Revolución francesa de 1789. Lo que sucedió en nuestro país vecino es desde entonces considerado como el indicador del final de una época histórica y el punto de arranque de una nueva etapa, o lo que es lo mismo poniendo nombres y apellidos, el fin del Antiguo Régimen y el comienzo de la Edad Contemporánea. Sirviendo tal hito como ejemplo y salvando las distancias, bien podemos considerar lo que sucedió este miércoles en el Metropolitano como la particular Revolución francesa de dos jugadores galos del Atlético. Con nombres, Antoine Griezmann y Kevin Gameiro.

Ambos futbolistas dejaron su marca en forma de goles, la del segundo además gracias a una asistencia del primero. La última vez que ambos jugadores lanzaron la ofensiva rojiblanca fue en la Champions del pasado curso. Contra el Leverkusen, Gameiro asistió a Griezmann. Desde aquel 21 de febrero ambos compatriotas no habían vuelto a conectar para firmar dianas rojiblancas. Hasta la visita de la Roma, cuando Grizi se vistió de anfitrión y le sirvió un balón en profundidad a Kevin. El 21 recibió, regateó y marcó.

Gol de Griezmann (1-0) en el Atlético 2-0 Roma

Todo esto pasó cuando Griezmann se había reencontrado con su afición. Porque el 7 volvió a mojar después de ocho partidos en sequía. Con un golazo para su museo y el del Atlético, todo sea dicho. Así las cosas, Antoine empezó la Revolución que necesitaba el Atlético para poner fin a su particular Antiguo Régimen en Champions, caracterizado por no haber ganado todavía en la máxima competición europea. Y Gameiro siguió la estela aprovechando el pase y firmando su diana.[2]

Una docena de combinaciones anteriores

Antes de recibir a los italianos, Griezmann y Gameiro habían coincidido en cinco partidos en la presente campaña. Pero en ninguno de ellos pudieron dejar su rúbrica. El gol no llegaba y la conexión entre ambos, esa que el curso pasado había aparecido 12 veces, parecía ahora haberse tornado invisible… e inexistente Y mira que la pasada temporada dio alegrías. El exsevillista fue el asistente del de Maçon en seis ocasiones, mientras que al revés fueron otras siete las que hicieron al hincha rojiblanco levantarse de la grada.

Gol de Gameiro (2-0) en el Atlético 2-0 Roma

La primera vez que ambos levantaron su particular Puente de los Franceses fue contra el Sporting, pero después sucumbieron Valencia, Málaga, Las Palmas, Eibar, Barça, Celta y otra vez el Sporting. Además, ante en el segundo duelo contra los asturianos, sucedió por partida doble, porque Grizi le dio dos balones a Gameiro. En Champions, además, les sufrieron PSV y Leverkusen: a los holandeses les marcó Antoine a pase de Kevi; y contra los alemanes fue al revés. En el Calderón o como visitantes, los franceses aparecían para deleite del Atlético y desgracia de sus rivales.

La Revolución francesa de Griezmann y Gameiro acaba de empezar. La falta de gol del Atlético esta temporada bien puede haber encontrado su fin con los dos zarpazos de acento francés. Y de ser así, una nueva época de reencuentro con el gol está por iniciarse.

TE PUEDE INTERESAR

Temas relacionados

References

  1. ^ 8Comentar (www.marca.com)
  2. ^ Porque el 7 volvió a mojar después de ocho partidos en sequía. (www.marca.com)

Artículo original