Compartir

Dos fueron los nombres propios en el entrenamiento celebrado por el Atlético de Madrid este lunes en la Ciudad Deportiva de Majadahonda. Uno, José María Giménez. El otro, Augusto Fernández. Los dos jugadores trabajaron con el grupo de los que no fueron titulares en Vigo, es decir, realizaron un entrenamiento normal y corriente.

plus500

En el caso del uruguayo, eso sí, no pudo completarlo. Giménez se retiró de la sesión en la mitad de la misma con unas molestias y pasará pruebas médicas para conocer el alcance exacto de esos problemas.

Por su parte, Augusto fue llamado por Simeone una vez finalizado el entrenamiento, mientras los futbolistas estiraban antes de abandonar el terreno de juego. El técnico estuvo charlando con su compatriota durante unos minutos y ambos se marcharon juntos al vestuario.

El centrocampista argentino no ha debutado aun de manera oficial en lo que va de temporada. Lleva sin jugar desde que el 25 de septiembre de 2016 se lesionara de gravedad en un partido ante el Deportivo en el Calderón.

En la previa del choque ante el Celta, su ex equipo, el Cholo aseguró que estaba bien y que podría jugar en Balaídos. Al final se quedó en el banquillo, y sus primeros minutos oficiales (sí jugó en algún amistoso estival) desde aquella fatídica fecha podrían llegar el miércoles, en el choque de Copa frente al Elche en el Martínez Valero.

Artículo original