Compartir

Oblak hace una parada durante el Athletic-Atlético JOSUNE MTZ. DE ALBENIZMARCA0Comentar[1]

plus500

En Bilbao tienen San Mamés, el Atlético también tiene a su santo. Está situado bajo los palos y siempre aparece cuando peor se le ponen las cosas a los suyos. En la noche de este miércoles ya había atrapado un trallazo de Raúl García con su habitual tranquilidad, minimizando el misil. Pero cuando más cerca estuvo el gol local, tras el discutido penalti que Martínez Munuera señaló a Filipe[2], fue cuando Oblak se agigantó para poner las cosas en orden.

A 11 metros de sus dominios se situaba Aduriz, que en los 22 penaltis anteriores en la Liga desde que regresara al Athletic, sólo habia errado cuatro -Asenjo, Aouate y el sportinguista Alberto se lo detuvieron, aunque a este último le marcó en el rechace y frente al Granada lo estrelló en el poste- lanzamientos. Todo un especialista. Sin embargo, eso no tuvo ningún efecto frente al esloveno. El delantero ejecutó hacia la derecha del portero, que voló al ángulo para despejar el disparo en una espectacular parada. Si el Atlético seguía vivo al descanso, se lo debía a Oblak.

No es casualidad

Ni mucho menos había sido una casualidad, pues el historial del Zamora de las dos últimas campañas de Liga, exceptuando tandas, no admite discusión. De los nueve penaltis que le habían lanzado, había detenido cinco. Ahora ya son seis de diez. La Real Sociedad, que lo intentó dos veces en el encuentro de la pasada Liga en Anoeta, acertó en ambas ocasiones, así como el Valencia y el Real Madrid. Los demás, ninguno. Ni el Bayern ni el PSV en la Champions de hace dos campañas, ni Osasuna en la Liga ni el Barcelona en la Copa de hace dos campañas. Tampoco era la primera pena máxima que atrapaba en este ejercicio, pues ante Las Palmas, en el Gran Canaria, ya se había lucido.

TE PUEDE INTERESAR

Temas relacionados

References

  1. ^ 0Comentar (www.marca.com)
  2. ^ tras el discutido penalti que Martínez Munuera señaló a Filipe (www.marca.com)

Artículo original