Compartir

Costa jugó su último partido el 11 de junio con España Pablo GarcíaMARCA0Comentar[1]

plus500

Ante la ausencia de noticias que aclaren cuál será su futuro, Diego Costa se ha puesto manos a la obra y hace días que comenzó a entrenarse por su cuenta en Lagarto, su localidad natal y el lugar en el que ha pasado la mayor parte de sus vacaciones de verano.

El delantero no puede permitirse el lujo de perder la forma y ya lleva 50 días de vacaciones (jugó su último partido el 11 de junio), con lo que toda actividad se antoja fundamental para que, en el momento que le toque incorporarse al trabajo, note lo menos posible la inactividad.

Si finalmente recalara en el Atlético, el estado físico en el que aterrizara en Madrid tampoco supondría un problema excesivamente grave, ya que tendrá hasta el próximo mes de enero para alcanzar su mejor versión en el plano físico. Cabe recordar que su intención pasa por ejercitarse a las órdenes de Óscar Ortega hasta que el club rojiblanco pueda inscribirle en 2018 y no ir cedido a ningún otro club que ejerciera de puente hasta el mercado invernal.

Actividades alternativas

Sin embargo, si las negociaciones para que el ariete recale en el Atlético no llegan a buen puerto y tiene que buscar otro destino, entonces Costa sí que tendría un problema, toda vez que el inicio de las competiciones oficiales está a la vuelta de la esquina y él se incorporaría al equipo en cuestión con cerca de dos meses de inactividad.

El delantero blue, en cualquier caso, ha aprovechado estos días en su país para practicar todo tipo de actividades alternativas al fútbol. No en vano, se le ha podido ver pilotando una moto de agua, conduciendo un quad, jugando al billar, acudiendo a conciertos e, incluso, disfrutando de la naturaleza en el día de ayer.

TE PUEDE INTERESAR

Temas relacionados

References

  1. ^ 0Comentar (www.marca.com)

Artículo original